El sentimiento como perfomance

39010

Marina Abramović. Portrait with Flowers. 2009. Black-and-white gelatin silver print; photo: Marco Anelli. © 2010 Marina Abramović. Courtesy the artist and Sean Kelly Gallery/Artists Rights Society (ARS), New York

Marina Abramović (Belgrado, Yugoslavia; 30 de noviembre de 1946), artista montenegrina de performance que empezó su carrera a comienzos de los años 70. Activa durante más de tres decádas, recientemente ha sido descrita por sí misma como la “Abuela del arte de la performance“.

El trabajo de Abramović explora la relación entre el artista y la audiencia, los límites del cuerpo, y las posibilidades de la mente.

—–

Después de mudarse a Ámsterdam, Abramović conoció al artista de performance germano-occidental Uwe Laysiepen quien usaba el nombre de Ulay. Como dato anecdótico, ambos nacieron el mismo día.

Cuando Abramović y Ulay comenzaron su colaboración, los conceptos principales que exploraron fueron el ego y la identidad artística. Este fue el comienzo de una década de trabajo colaborativo. Ambos artistas estaban interesados en las tradiciones de sus patrimonios culturales y el deseo del individuo por los ritos.

En consecuencia, decidieron formar un colectivo al que llamaron The Other (El Otro). Se vistieron y se comportaron como gemelos, y crearon una relación de completa confianza.

Idearon una serie de trabajos en que sus cuerpos creaban espacios adicionales para la interacción con la audiencia. En Relation in Space (Relación en el espacio) corrían alrededor de la sala, dos cuerpos como dos planetas, mezclando las energías masculinas y femeninas en un tercer componente al que llamaron “that self” (eso mismo).

Relation in Movement (Relación en Movimiento, 1976) tenía a la pareja conduciendo su automóvil dentro de un museo dando 365 vueltas, un líquido negro salía del automóvil formando una especie de escultura, y cada vuelta representaba un año.Después de esto, idearon Death self (La muerte misma), en la cual ambos unían sus labios e inspiraban el aire expelido por el otro hasta agotar todo el oxígeno disponible. Exactamente 17 minutos después del inicio de la performance ambos cayeron al piso inconscientes, ya que sus pulmones se llenaron de dióxido de carbono. Esta pieza exploró la idea de la habilidad del individuo de absorber la vida de otra persona, cambiándola y destruyéndola.

En los años 70, Marina Abramovic mantuvo una intensa historia de amor con Ulay. Pasaron 5 años viviendo en una furgoneta realizando toda clase de performances. Cuando su relación ya no daba para más, decidieron recorrer la Gran Muralla China, empezando cada uno de un lado, para encontrarse en el medio, abrazarse y no volver a verse nunca más. 23 años después, en 2010, cuando Marina ya era una artista consagrada, el MoMa de Nueva York dedicó una retrospectiva a su obra. Dentro de la misma, Marina compartía un minuto en silencio con cada extraño que se sentaba frente a ella. Ulay llegó sin que ella lo supiera, y esto fue lo que pasó:

En este video, el reencuentro:

 

More about (MOMA)

Anuncios

4 Respuestas a “El sentimiento como perfomance

  1. Usar el amor para hacer arte??? No usamos todos los sentimientos para hacer arte??? Eso dando por hecho que primero surge el sentimiento (ira, amor, nostalgia, lo que sea) y lo cogemos, lo troceamos y lo diseccionamos, lo estrujamos, lo moldeamos y hacemos canciones, pinturas, fotografías, poemas… Todos hacemos eso. La cuestión es si aquí se utiliza el sentimiento que ya existe para montar el numerito-performance de turno… Eso podría verse como prostitución… pero pocas ocasiones hay de hacer algo así…no??? A mi me ha gustado porque nunca antes había visto algo igual, y eso me ha removido otros sentimientos, que es lo que se supone que consiguen las buenas obras de arte….es o no????

    • Reencuentros, los hemos visto y vivido cientos de veces. A mi me emociona más ver un gesto espontáneo del día a día que algo tan encorsetado, previsto, frío…pero hay algo que me atrapó, y todavía estoy preguntándome el qué… Fue como un plan malvado, separarse y plantar la tragedia en su audiencia, eso … es más violento que Tarantino!! Y después el reencuentro, ¿no te parece un espectáculo morboso? la gente haciendo fotos y paseándose por allí, como si fueran leones enjaulados.
      Es una art-perform, estupendo. ¿No lo es también el circo?

      Qué dura he sido, es verdad, lo vi y me encantó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s