Dramaturgia fotográfica del ladrillo

Hace unos días leí en Yorokobu un artículo recomendado por una colega que trabaja en el sector del fotoperiodismo ; Adelante, esta es mi casa (o eso me prometieron)

Me preguntó mi opinión sobre este proyecto fotográfico realizado por Ana Amado, Marta Marcos y Luz Paz, tres jovenes arquitectas gallegas que se hacen conocer como Cadelasverdes.

Las fotografías me impactaron en el primer visionado por su inmejorable estética, después me asaltaron un montón de preguntas y me di cuenta de que necesitaba de un texto explicativo para entender el proyecto.

Aquí va (extraído del facebook del colectivo)

SPANISH DREAM es un proyecto del colectivo Cadelasverdes que propone una reflexión crítica sobre la crisis económica y sus consecuencias.
En la actualidad asistimos a una situación que está provocando graves desequilibrios económicos en todo el mundo. En España, en particular, esta circunstancia se ha visto acentuada por la famosa burbuja inmobiliaria.
La idea hace referencia al American Dream como símbolo de lo que anhela todo un país, el objetivo final que hay que alcanzar en la vida: tener una vivienda en propiedad. Este deseo ha legitimado un modelo social basado en la producción indiscriminada, amparado por la especulación bancaria.
El sueño se hizo trizas y, como herencia, tenemos un territorio infestado por obras que quedaron sin rematar y con pocas expectativas de hacerlo, ruinas prematuras que ya forman parte de nuestro paisaje. Detrás de esta situación, se esconde una realidad personal, individual y colectiva, que forma parte del día a día y que muestra un escenario poco optimista.
Spanish Dream alude especialmente a lo emocional, recreando escenas familiares en espacios de obras sin terminar con un aspecto poco doméstico que probablemente nunca llegará a tenerlo. El proyecto propone la reflexión sobre una sociedad que, arrastrada por el afán de convertirse en propietaria, olvidó el verdadero sentido del habitar.
Cadelasverdes es un colectivo formado por tres arquitectas: Ana Amado, Marta Marcos, Luz Paz.

jefes-cama1

comedor-1

adolescente-1

bebe-1

carol-salon1

momento-ducha-1a

niña-tiza-pared-1a

…, perdonen mi curiosidad y terquedad, pero para empezar: ¿quiénes son los que aparecen en esas escenas cotidianas?, ¿existen realmente esas viviendas?, cuando dicen “recrear” ¿a qué se refieren exactamente?

He investigado un poco y gracias a un artículo de Elpais Antología del Ladrillo  pude dar respuesta alguna de mis dudas. “En las fotografías que forman la muestra el espectador puede ver como unas familias, aparentemente normales, desarrollan su vida diaria en unas viviendas que han quedado sin terminar. Los actores que han participado en el proyecto son familiares de las propias arquitectas y el mobiliario empleado fue prestado por empresas que colaboraron con la iniciativa. Las arquitectas realizaron una labor semejante a la de un director de cine, ya que primero fotografiaron los escenarios donde se iban a montar las escenas y luego instruyeron a los improvisados actores para que posasen de la forma que ellas querían. La mayoría de las fotografías fueron tomadas en inmuebles abandonados de la comarca de Ferrol, ya que es donde residen dos de las impulsoras del proyecto.”

Me sentí decepcionada, habría calificado de brillante el trabajo si el tema se hubiese tratado con veracidad. No por el hecho de que estuvieran viviendo allí (que entiendo que no, aunque una práctica así sucede en muchos países poco desarrollados, principalmente de America Latina), pero que al menos se tratase de familias protagonistas reales a la espera de que sus casas se terminasen. Con esta presentación lo considero un teatro fotográfico.

Buscas una localización, la modificas, la iluminas, la decoras y la completas con actores. Lo único que al parecer es real son las edificaciones a medio terminar, pero ya da igual, en estas fotografías predomina la mentira por encima de todo lo demás, no sé vosotros pero después de conocer la historia yo me siento engañada.

Recrean una escena, pero de un problema real e incómodo para mucha gente y lo acompañan con un texto discursivo que tampoco me convence. La idea hace referencia al American Dream como símbolo de lo que anhela todo un país, el objetivo final que hay que alcanzar en la vida: tener una vivienda en propiedad. Este deseo ha legitimado un modelo social basado en la producción indiscriminada, amparado por la especulación bancaria.

¿De verdad el sueño español es tener una casa en propiedad? Y aunque para muchos lo fuese…

De verdad…¿ha habido producción indiscriminada de viviendas por el deseo de todo el mundo a tener una casa?

Es más que sabido y está más que dicho que los constructores, promotores y bancos de este país no pensaban ni buscaban cumplir el American Dream de los españoles.

Y por último, El proyecto propone la reflexión sobre una sociedad que, arrastrada por el afán de convertirse en propietaria, olvidó el verdadero sentido del habitar.

¿Qué es el verdadero sentido de habitar?

Vivir, morar… ¿cómo se va a perder el verdadero sentiro de vivir? Es un concepto tan abstracto que me da hasta hurticaria criticarlo. Pongamos que habitar sea sinónimo de vivir bajo techo, pero de verdad nos vamos a creer que en España  se ha construido una casa por familia…¿?

Hasta aquí un punto de vista de la crisis del ladrillo y el spanish dream… individualista, agorero y teatral, pero existen otros muchos sentidos de habitar y también me gustaría compartirlos:

Non City  de

Recetas urbanas de Santiago Cirugeda

Podéis encontrar más info en Colectivos de arquitectos de Josep Maria Montaner.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s